• Anna Herms

PRESERVAR LAS SEMILLAS

Una gota de esperma puede contener hasta 5 millones de espermatozoides

.

Cada espermatozoide es una semilla de vida. Este es el poder de la esperma

.

En el Tantrismo y el Taoismo (las dos corrientes místicas que integran la sexualidad), la preservación del líquido seminal es uno de los cultivos principales.

.


¿Por qué economizar el esperma?

.

- A cada eyaculación hay una pérdida de fuerza masculina (no muscular sino de tono sexual) y un desgaste físico (energía vital) importante.

Por eso los practicantes yóguicos y taoístas, a diferencia de los hombres no practicantes, mantienen la virilidad con la edad

.

- La eyaculación (al contrario de lo que se cree en general) corta en seco la ascensión al orgasmo masculino. Eyaculación no es igual a Orgasmo

.

- El empoderamiento masculino (igual que el femenino) pasa por el conocimiento y uso de la propia sexualidad. En el caso de los hombres, pasa por un entrenamiento que lleva a la eyaculación como elección

.

- Para prolongar la duración del acto sexual y no sólo encontrar el equilibrio con la lentitud femenina, sino también disponer del tiempo suficiente para establecer una conexión verdaderamente profunda

.

El impuso sexual se arraiga en la pulsión de la especie por sobrevivir, por procrear, por lo tanto eyacular

.

Pero si nuestro deseo no es la reproducción y va más allá del pulso natural animal, merece la pena aprender a preservar las semillas, empezar a resignificar la sexualidad humana y abrirnos a lo que nos puede aportar una nueva visión del acto sexual

.

Todos los hombres pueden hacerlo y aprender con calma y sin obsesión ni hiper-concentración

.

Todas las mujeres les podemos ayudar a preservar🌠